La otitis lidera las visitas al médico en invierno

Con el otoño llegan las bajas temperaturas y empieza a aumentar el riesgo de padecer otitis, que se multiplica en invierno cuando el frío es más notable. Un dato interesante es que la otitis media aguda es uno de los principales motivos de visita al médico durante esta estación del año. Los niños y las personas mayores son además los más vulnerables.

En este post te damos consejos para prevenir y evitar estas molestas infecciones de oído.

Los resfriados suelen ser la razón principal de las otitis. Juan Royo, doctor en otorrinolaringología y especialista de la comunidad auditiva Viviendo el Sonido afirma que,“es frecuente que en invierno la faringitis, la gripe o un simple catarro vayan acompañados de rinitis e incluso de otitis”.

Como decíamos, la otitis media aguda es la más frecuente y el motivo principal de consulta médica en esta época del año. Causada por un virus o bacteria que produce una acumulación de fluido detrás del tímpano, esta patología provoca una inflamación del oído medio que puede afectar a uno o a los dos oídos al mismo tiempo. El doctor Royo reconoce que es una infección “muy dolorosa” para el paciente. No obstante, señala,“si se trata de forma adecuada, no provoca problemas de audición permanentes”.

Niños y mayores, los más vulnerables

Las infecciones de oído tienen una vía de entrada más fácil si las defensas de nuestro cuerpo están más bajas. Por este motivo, niños y mayores son más vulnerables a las otitis, pues su sistema inmunológico es más sensible a las agresiones externas.

Un ejemplo, en el caso de los más pequeño es muy frecuente la aparición de la llamada otitis media serosa o secretora, que se caracteriza por la acumulación de moco en los oídos. El Doctor Juan Rojo nos alerta que en este tipo de casos “sí que hay riesgo de pérdida auditiva, y proteger a los niños del frío para evitar resfriados o catarros es vital”.

Cómo prevenir la aparición de otitis en invierno

La prevención vuelve a ser el consejo principal para evitar la otitis. Y en este sentido, proteger de forma adecuada nuestros oídos durante el invierno es fundamental para que no se vean perjudicados por ninguna infección. Aquí te dejamos una serie de consejos prácticos:

  • Utilizar orejeras o gorros de lana, protegiendo así los oídos del frío y evitando la penetración de microbios.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y la estancia prolongada en los pasillos de tiendas y supermercados donde se exponen los alimentos refrigerados y congelados. En esta misma línea, también es conveniente ventilar bien la casa, especialmente las habitaciones donde pasamos más horas, como los dormitorios o el salón.
  • Potenciar nuestras defensas con una buena alimentación, con una dieta rica en Vitamina B-12, la misma se encuentra en alimentos como la leche, el huevo, el hígado, la carne roja, el polen o el aloe vera.
  • Mantener los oídos limpios. La higiene también es clave para prevenir problemas en el oído y se recomienda el uso de difusores de agua marina. Por supuesto, hay que descartar el uso de bastoncillos u otros objetos.

Otra advertencia: la práctica de la natación en piscinas climatizadas y cubiertas aconseja prevenir también la aparición de la otitis externa, igual de molesta que la que aparece con los catarros pero que tiene un tratamiento diferente. Para evitarla, el mejor consejo sigue siendo secarse bien los oídos después del baño y utilizar protectores auditivos mientras estemos en el agua.

Fuente: Gaes.es

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 1