El uso de audífonos e implantes cocleares mejora el rendimiento escolar

 

La pérdida de audición en niños y niñas tiene una incidencia en su rendimiento escolar si no se trata. La hipoacusia impide seguir con normalidad las explicaciones de los profesores y las interacciones de los otros alumnos. Se calcula que un menor con pérdida auditiva puede perderse hasta un 50% de las conversaciones en clase. El uso de audífonos o implantes cocleares corrige este problema e implica un progreso académico inmediato.

Aunque la pérdida de audición no afecta la capacidad intelectual ni de aprendizaje de los niños, la mala percepción de los sonidos, sobre todo en la etapa de adquisición de lenguaje, sí que condiciona su rendimiento escolar. De hecho, los niños con pérdida de capacidad auditiva tienen más dificultad para aprender vocabulario, gramática, orden alfabético, expresiones del idioma y otros aspectos de la comunicación verbal que condicionan la adquisición de la lectoescritura.

Ante esta situación, la detección primero de posibles problemas auditivos y su posterior corrección mediante soluciones auditivas es fundamental. Dependiendo de la pérdida auditiva detectada, los especialistas recomendarán el uso de audífonos o implantes cocleares. GAES Junior, la marca infantil de GAES, os puede ayudar en estos casos.

¿Cuándo es mejor optar por los implantes cocleares?

En el caso de los implantes cocleares, diversos estudios demuestran su incidencia directa en el rendimiento escolar de sus usuarios. Es el caso de una investigación realizada en el Reino Unido, donde se analizó a tres grupos de niños en edades comprendidas entre 2 y 7 años: 25 de ellos llevaban implantes cocleares, otros 13 tenían problemas auditivos pero no llevaban implante y los 18 restantes no tenían problema auditivo alguno. Las pruebas proporcionaron información exhaustiva del coeficiente intelectual de los niños, concluyendo que aquellos con implante coclear alcanzaron prácticamente la misma puntuación media que los niños con audición normal.

También los implantes osteointegrados ayudan al progreso académico de los niños y niñas. Este tipo de dispositivos está especialmente indicado para menores con hipoacusia mixta o pérdida auditiva unilateral. En este sentido, el procesador Ponto es uno de los más recomendados.

¿Qué audífono es el más adecuado?

Los audífonos también ayudan a mejorar el rendimiento escolar de niños y niñas. El tipo más adecuado para cada caso dependerá de la edad del niño y del tipo o grado de pérdida auditiva. En este sentido, el asesoramiento de un profesional será clave a la hora de determinar el modelo. Normalmente, cuando los niños son más pequeños (y sobre todo si no hablan), el tipo de audífono más recomendado son los denominados retroauriculares. ¿Ventajas? Son más fáciles de utilizar, más difíciles de perder, más duraderos y más fáciles de limpiar.

En el caso de niños de más edad, se suele recomendar audífonos con el auricular externo. El micrófono permanece en la carcasa, pero el receptor se coloca en el canal auditivo.  De esta manera, se consigue que el auricular sea más pequeño y estético.

También en muchas ocasiones los especialistas recomiendan audífonos para los dos oídos, aunque la pérdida auditiva sólo se registre en uno de ellos. El motivo es que ampliar el sonido con un solo audífono en uno de ellos pone en desventaja al usuario, pues puede dificultar el entendimiento del habla o la detección de los ruidos gracias al esfuerzo que tiene que hacer. Los estudios demuestran que aunque la pérdida auditiva sea mayor en un oído que en otro, las personas que han utilizado dos audífonos se benefician con gran ventaja de ello.

Fuente: GAES.ES

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 1