Trastornos auditivos y del equilibrio asociados a la COVID-19

Los impactos fisiológicos de la Covid-19 parecen casi ilimitados, después del conocimiento acumulado durante estos meses de pandemia. Las complicaciones pueden variar desde pérdida del gusto hasta dificultad respiratoria y, como ya se ha demostrado, muchos de estos efectos continúan meses después de haber pasado el contagio o la enfermedad.

Ahora se ha confirmado que la Covid-19 puede dejar otras secuelas, pues la evidencia científica sugiere que los efectos auditivos y vestibulares deben añadirse a la creciente lista de síntomas provocados por el SARS-CoV-2, según se ha puesto de manifiesto hoy durante la última reunión de la Sociedad Estadounidense de Acústica, que se lleva a cabo virtualmente del 8 al 10 de junio.

En este contexto, Colleen Le Prell, miembro de la Universidad de Texas, en Dallas, Estados Unidos, ha detallado los trastornos auditivos y del equilibrio asociados con la infección por coronavirus y cómo el estrés relacionado con la pandemia y la ansiedad pueden agravar los síntomas del tinnitus. En concreto, su presentación, titulada “Trastornos auditivos secundarios a la infección por SARS-CoV-2”, hace hincapié en los factores que pueden influir en la relación entre la Covid-19 y la audición, pues se ha observado que son múltiples.

Hasta ahora se sabe que la Covid-19 tiene efectos inflamatorios, incluso en el tejido neurológico, lo que puede exacerbar otros problemas. “La inflamación puede dañar las vías auditivas y vestibulares en el sistema nervioso central y periférico, al igual que daña las vías del olfato y el gusto, y otros sistemas neuronales”, asegura Le Prell.

Además de una nueva lesión, hay varios estudios que sugieren que la ansiedad mental causada por la pandemia, como el estrés relacionado con el encierro y las preocupaciones sobre los impactos negativos de las mascarillas en la capacidad auditiva y la accesibilidad de la comunicación, pueden magnificar los impactos auditivos del virus. Esto es especialmente determinante para las personas que ya tenían tinnitus antes de la pandemia.

“Los aumentos en la molestia por tinnitus se asociaron con informes de soledad relacionada con la pandemia, problemas para dormir, ansiedad, depresión, irritabilidad y preocupaciones financieras”, detalla Le Prell, quien insiste en que “en otras palabras, los participantes que experimentaron un aumento general del estrés informaron que su tinnitus era más molesto que antes de la pandemia”.

Medicamentos con efectos en la audición

Además, tal y como argumenta el experto, algunos tratamientos experimentales tempranos, como la cloroquina y la hidroxicloroquina (que no son recomendados por los Institutos Nacionales de Salud), también pueden tener efectos secundarios auditivos, particularmente en pacientes con problemas renales. “Cuando los riñones no funcionan correctamente, es posible que el fármaco no se metabolice ni se elimine del cuerpo con tanta rapidez, lo que puede aumentar las concentraciones fisiológicas del fármaco y el riesgo de efectos secundarios”, aclara Le Prell.

“La vejez a menudo va acompañada de una función renal disminuida, y la Covid-19 puede causar disfunción renal, lo que aumenta el riesgo de que un paciente que recibe una terapia experimental para Covid-19 tenga riesgo de toxicidad”, advierte el experto.

Fuente: Audioprotesistas.org

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =