La lecto-escritura y la pérdida auditiva

El proceso de aprendizaje varía en función de cada niño. Algunos aprenden a andar o hablar antes que otros. Esto también ocurre con la lectura o la escritura. Sin embargo, en ocasiones, las dificultades de lecto-escritura  pueden ser ocasionadas por algún problema de salud, relacionados con la audición.

Diversos estudios relacionan las dificultades para leer y escribir a los problemas de audición. En la mayoría de estos estudios, realizados a niños entre 8 y 10 años que presentan problemas de lectura, tienen un historial de infecciones de oído recurrentes.

Un estudio realizado en la Universidad de Coventry, Reino Unido, halló que el 25% de los participantes que tenían dificultades para leer mostraban deficiencia auditiva leve o moderada, de la que sus padres y profesores no eran conscientes.

La doctora Helen Breadmore  quien lidera uno de los estudios en la Universidad de Coventry, Reino Unido, asegura que “muchos niños tienen pérdida de audición leve – moderada no detectada, lo que dificulta su acceso al plan de estudios”.

Por lo tanto, la dra. Breadmore afirma que “se debería someter a pruebas de audición más minuciosas a los niños con dificultades para leer”.
En la actualidad aún no se ha logrado que se realice una exploración obligatoria como requisito para ingreso al colegio, que permita determinar de forma oportuna perdidas auditivas para que de esta forma se diagnostique y traten los niños con dichas deficiencias y tengan la posibilidad de una desarrollo “más normal”.

– Joanna Ramírez, Fonoaudióloga

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + = 20