Inyección en la mejilla podría eliminar el tinnitus

La aguja adormecedora utilizada por los dentistas también podría aliviar el zumbido en los oídos, dicen los científicos. Según los expertos dicha inyección en la mejilla con un anestésico local podría eliminar el tinnitus, condición que afecta a unos seis millones de personas en el Reino Unido, específicamente es el fármaco lidocaína, y que ya se utiliza ampliamente para adormecer las encías durante los procedimientos dentales y como “bloqueo nervioso” antes de la cirugía, refiere un artículo escrito por Por Pat Hagan, y publicado por DAILY MAIL, en su portal web dailymail.co.uk.

Ahora, una nueva investigación sugiere que inyectarlo en un conjunto específico de nervios, llamado ganglio ótico, justo debajo de la superficie de la mejilla interna, también podría abordar el tinnitus, al interrumpir la transmisión de del sonido al cerebro.

Muchos de nosotros sufrimos tinnitus temporal que no dura más de unas pocas horas, después de asistir a un concierto ruidoso o tener un resfriado, pero para alrededor de una de cada 100 personas, sufren de tinnitus crónico, lo que se convierte a un problema a largo plazo.

Este es especialmente el caso de los mayores de 60 años, ya que generalmente va de la mano con la pérdida auditiva.

El tinnitus que ocurre después de la exposición a ruidos fuertes, o como resultado de infecciones de oído, ocurre cuando las diminutas células ciliadas del oído que ayudan a transmitir los sonidos al cerebro se estresan y emiten cantidades excesivas de glutamato, un mensajero químico.

Esto sobreestimula y finalmente mata las células nerviosas del oído interno, que normalmente envían impulsos de sonido a la corteza auditiva, la parte del cerebro que procesa el ruido.

Esto deja a las células nerviosas de la corteza auditiva en un estado permanentemente encendido, donde constantemente transmiten sonido al cerebro, lo que hace que los pacientes “escuchen” pitidos o zumbidos, por ejemplo.

En este punto, el tinnitus ya no es causado por las células del oído dañadas, sino que tiene sus raíces en el cerebro mismo y es más difícil de tratar. A menudo se le llama tinnitus fantasma y no existen medicamentos para esto.

En cambio, los tratamientos incluyen meditación para aliviar el estrés que causa, o terapia de sonido, donde los pacientes escuchan ruido de fondo, como música, para distraerlos.

Pero otra parte, el tinnitus somatosensorial, proviene del mal funcionamiento de los nervios de la cara y la parte superior de la columna involucrados en el movimiento facial, el tacto y las sensaciones de temperatura y dolor. Estos pueden afectar el sistema auditivo y causar tinnitus.

Algunos estudios sugieren que el tinnitus somatosensorial representa más de la mitad de todos los casos. El pinchazo adormecedor tiene como objetivo tratar solo este tipo.

“El tinnitus que ocurre después de la exposición a ruidos fuertes, o como resultado de infecciones de oído, ocurre cuando las diminutas células ciliadas del oído que ayudan a transmitir los sonidos al cerebro se estresan y emiten cantidades excesivas de glutamato, un mensajero químico.”

Los científicos de la Universidad de Ratisbona en Alemania esperaban que el uso de lidocaína para adormecer el ganglio ótico, que está conectado a la vía auditiva, la red de nervios que transportan los sonidos al cerebro, tendría un efecto de bloqueo sobre las células nerviosas que causan el tinnitus.

Los científicos reclutaron a 19 pacientes con tinnitus y evaluaron la gravedad de sus síntomas con un cuestionario reconocido. Cada uno de ellos recibió tres pinchazos durante dos semanas, administrados en la mejilla por el oído afectado, o en ambos lados si ambos oídos estaban afectados.

Los resultados, publicados en la revista Progress in Brain Research, mostraron que la gravedad de los síntomas se redujo en más de un tercio y la interrupción de la vida cotidiana por el tinnitus casi se redujo a la mitad. Dos tercios de los participantes manifestaron tener entumecimiento temporal en la mejilla después del pinchazo y una cuarta parte informaron dolor de garganta temporal.

Los investigadores afirmaron que sus resultados muestran que las inyecciones son “un enfoque factible para tratar el tinnitus, con efectos secundarios limitados”.

Sin embargo, el Dr. Will Sedley, investigador de tinnitus y profesor de neurología en la Universidad de Newcastle, refiere que se necesitan más estudios.

“La inyección no se comparó con un placebo que, en los estudios, normalmente conduciría a una reducción del 30 por ciento en los síntomas de todos modos”, menciona.

Fuente: Infoacufenos.com

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

43 + = 52