Implante coclear en bebés: qué es y cómo funciona

El INE (Instituto Nacional e Estadística) cifra que cinco de cada 1.000 niños nacen con algún problema de audición en España (con uno de cada mil casos siendo sordera profunda). La detección temprana es la clave para poder corregir estos problemas y en muchos de los casos que se tratan, el implante coclear es una de las soluciones recurrentes, en especial en los bebés con sordera profunda.

Implante coclear en bebés

Muchas de las personas adultas y también niños, que tienen problemas de audición, suelen corregir estos con la ayuda de audífonos, pero en casos de sordera profunda se recomiendan los implantes cocleares, que son capaces de restaurar el sonido a las personas con sordera profunda, desviando las partes dañadas del oído y enviando información de sonido directamente al nervio auditivo en forma de señales eléctricas.

En el caso de bebés que nacen con sordera profunda, el tratamiento con implante coclear bilateral es la mejor solución aunque no se suele implantar hasta que el bebé tiene una edad entre los 10 y los 18 meses. Es importante sin embargo, la detección precoz de modo que nada más nacer, el bebé ya suele someterse a una prueba de sordera. En el caso de ser diagnosticada, el bebé es tratado con observación por parte del pediatra hasta el momento en el que se decide colocar el implante.

Qué es un implante coclear

El implante coclear es una tecnología que nació en la década de 1950 cuando los médicos franceses André Djourno y Charles Eyriès describieron por primera vez los efectos de la estimulación del nervio auditivo en un individuo sordo al colocar un cable en el nervio auditivo de un paciente sometido a cirugía nerviosa.

Conocido así de manera popular como «oído biónico», un implante coclear es un dispositivo electrónico diseñado para reemplazar las funciones celulares del oído interno de las personas con sordera profunda. Es un equipo implantado quirúrgicamente en el oído que tiene la función de estimular el nervio auditivo y recrear las sensaciones sonoras.

Cómo funciona

El implante coclear consta de dos sistemas principales: uno externo y uno interno. La parte interna está formada por un receptor y una matriz de electrodos que se coloca dentro de la cóclea (órgano auditivo en forma de caracol). Se conectan a un receptor, que actúa como decodificador, implantado en la región detrás de la oreja, debajo de la piel. Con el receptor, hay una antena y un imán, que sirven para fijar la unidad exterior y captar las señales eléctricas.

La unidad interior generalmente funciona por radiofrecuencia, es decir, el mismo medio utilizado para transmitir información a la unidad interior es responsable de su funcionamiento.

El exterior está compuesto por un procesador de voz, una antena transmisora ​​y un micrófono. Esta es la parte del implante que se hace evidente.

Los casos de bebés con sordera profunda que son tratados (entre el 90 y el 95 por ciento) con este tipo de implante suelen ser un éxito, pero cada caso se debe tratar de forma individual si bien la causa que provoca la sordera puede ser variada (nacimiento prematuro, problemas en el parto, herencia genética o que la madre haya sufrido alguna infección durante el embarazo, son solo algunas de ellas).

Fuente: Audioprotesistas.org

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

87 + = 96