El riesgo de padecer un ictus aumenta al vivir en una zona ruidosa

Un estudio elaborado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM)de Barcelona revela que vivir en zonas con mucho ruido eleva un 30% las probabilidades de padecer un ictus más grave y secuelas más complejas. Sin embargo,tener la residencia cerca de zonas verdes reduce este riesgo hasta un 25%.

Esta investigación, publicada en la revista científica Environmental Research y realizada a partir de una muestra de 3.000 pacientes, partía de la hipótesis de que, además de la contaminación atmosférica, el exceso de decibelios también influía de forma notable en esta dolencia, primera causa de discapacidad en adultos.

Rosa María Vivanco, investigadora delGrupo de Investigación del IMIM y primera firmante del estudio, señalan que “hemos visto que, a más espacios verdes, menos gravedad del ictus y, a más ruido, más gravedad. El ictus deja menos secuelas si lo detectas cuanto antes, pero también si es más leve, la recuperación es mayor. El entorno influye en la carga de morbilidad”.

Fuente: Gaes.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + = 24