Cómo y por qué debes limpiar los auriculares de tu teléfono móvil

Se han convertido en nuestro acompañante más fiel allá donde vamos. Bajar a comprar el pan o viajar en tren ya no es lo mismo si no llevamos los auriculares en el bolso, en la mochila o colocados en los oídos. No salimos de casa sin ellos y permanecen en nuestros oídos y orejas durante muchas horas escuchando la radio o disfrutando de la música. Tanto es así que, los auriculares ya son el gadget o accesorio imprescindible.

El uso diario que les damos, también hace imprescindible que tengamos que limpiarlos casi diariamente. Si ya te has hecho -a ti mismo- la pregunta de cómo se limpian los auriculares del móvil, es probable que tus auriculares te estén pidiendo a gritos una limpieza y tienes que saber cómo hacerlo. 

Consejos y trucos infalibles para limpiar tus auriculares 

Compartir no es vivir con un oído sano

Al igual que no debes prestar tus audífonos, no compartas tus cascos con otras personas. Los restos de cera o la presencia de bacterias u hongos podrían transmitirse de una persona a otra y de un oído a otro a través de los auriculares. Compartir, en este caso, no es sano como bien apunta el doctor Prudence Knight.

Más allá de la cera

Además de acumular bacterias y otros organismos, los restos de cera también se instalan en los cascos. El cerumen es una sustancia que generan las glándulas sebáceas y sudoríparas y cumple una función en el canal auditivo. Lo mantiene limpio y lubricado, además de ser barrera protectora contra bacterias u otros insectos e hidratante de la piel que recubre el conducto auditivo. 

Los auriculares recogen la cera del oído

Al colocar el auricular en el oído, empujamos la cera hacia él donde quedan incrustada junto con motas de polvo, células muertas o microorganismos. Además, los auriculares pueden arrastrar otras partículas nocivas para el oído, ya que solemos llevarlos en el bolsillo, dejarlos encima de una superficie sucia o simplemente, pasan tanto tiempo al aire que atrapan toda esa suciedad y la van acumulando. 

El oído se limpia solo, pero los cascos no

El oído produce cera de forma natural. Es su propio mecanismo para protegerlo de infecciones auditivas. El oído es un órgano que se limpia solo y quizás, la única ayuda que podamos usar sea la de mantenerlo limpio con un poco de agua y jabón y olvidándonos, por supuesto, de los bastoncillos. En cambio, hay que retirar la cera de los auriculares o cascos del teléfono. Si lo usamos a diario, ¿por que no vamos a limpiarlos casi a diario?

Los auriculares y la humedad

Los cascos se mueven como pez en el agua en ambientes húmedos. Además de favorecer ambientes de calor, sequedad, oscuridad y ausencia de ventilación que ayuda al desarrollo de otitis externas conocida como la del nadador, infecciones por hongos o pequeños problemas en la piel. 

Limpieza práctica

Para limpiar los auriculares de manera correcta sólo necesitarás unos bastoncillos de algodón específicos. Son desechables y son los únicos bastoncillos que sí puedes usar para limpieza de tus cascos para el oído. Son muy prácticos, ya que consiguen limpiar la suciedad de cada auricular por su punta fina y además sirven para limpiar también el puerto del cargador del móvil. Serán más que suficiente para limpiar la cera y desinfectar los auriculares con cable o los recargables.

Otros consejos y ayudas

Utiliza un paño mojado en alcohol y pásalo con cuidado por los agujeros de los dos auriculares. Puedes aprovechar para limpiar el cable.

Si ya nos cuesta desenredarlos, al menos que nos cueste limpiarlos. Mantén limpios tus auriculares para presumir de oídos sanos y limpios. Estos consejos son fáciles y sencillos para toda la familia. 

Fuente: Audifon.es

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

34 − 31 =