¿Cómo es la vida de los famosos con tinnitus o acúfenos?

A veces no nos damos cuenta de que tenemos algo hasta que lo perdemos. El silencio es un placer que podemos no llegar a apreciar del todo. Nos da miedo quedarnos en silencio y buscamos llenar ese vacío con música o con el sonido de fondo de la televisión o de la radio. Pero ¿qué pasa cuando no podemos escuchar ni sentir el silencio? Esto es lo que les sucede a las personas con acúfenos o tinnitus. Su vida se define -entre otras cosas- por la imposibilidad de escuchar el silencio. Algo que por supuesto, no es fácil. 

La SEORL (Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello) habla de los acúfenos como “la percepción de un sonido no generado por una vibración del mundo exterior e inaudible para otras personas”. Esa percepción se manifiesta a través de zumbidos, pitidos en los oídos, soplos, murmullos o silbidos en el interior del oído. Aunque es más frecuente que se desarrolle a partir de los 50 años de forma similar entre hombres y mujeres, el tinnitus afecta hoy en día a más personas de las que imaginamos.

Afortunadamente, cada vez son más los pacientes y personas con acúfenos que comparten sus testimonios y vivencias teniendo un pitido en el oído. Hacer visible este problema auditivo es una las metas a lograr para las asociaciones y foros de acúfenos. Éstas son sólo algunas de las personas famosas que tienen acúfenos en España:

Santiago Segura

Es incapaz de sentir el silencio. Fue diagnosticado en 2015 de padecer tinnitus en el oído y no le ha impedido seguir haciendo su vida normal y seguir dedicándose a su profesión. Según ha contado el propio actor y director en varias entrevistas, una mañana se levantó sin oír nada. No se preocupó demasiado porque volvió a recuperar la audición. Posteriormente, empezó a notar que tenía acúfenos porque oía unos pitidos o zumbidos. Santiago Segura cuenta que convivir con ello de por vida no es fácil, sobre todo porque en las noches, el sonido en sus oídos le impide conocer el silencio absoluto. 

Pedro Almodóvar

La sensación de escuchar un pitido en el oído que no procede de ninguna fuente de sonido externa la conoce muy bien Pedro Almodóvar. El alabado director de cine llena su casa con música desde por la mañana hasta por la noche para luchar contra la imposibilidad de escuchar el silencio. La música es su terapia y tratamiento para el tinnitus. 

Carme Chaparro

La periodista se sinceró en 2017 contando que los pitidos en los oídos le acompañaban día y noche, pero lo cierto es que Carme Chaparro lleva conviviendo con el Síndrome de Ménière casi toda su vida. Desde los 12 años y tras visitar a numerosos otorrinos para detectar cuál era la causa de su pitido, un día le detectaron estos pitidos en el oído. Según ha contado ella misma, ha perdido audición en el oído derecho y no queda más remedio que acostumbrarse a esta molestia tan incómoda que se hace más difícil de sobrellevar de noche que de día. 

Silvia Abascal

Se trata de un caso particular. Silvia Abascal sufrió un derrame cerebral y una de las secuelas de ese ictus se transformó en acúfenos. Para la actriz, cualquier sonido que a las demás personas le parece normal, es un sonido estruendoso. Busca lugares silenciosos donde sentirse más cómoda para charlar o simplemente para estar. Ha recuperado totalmente la audición, pero los acúfenos no han desaparecido. En su libro ‘Todo un viaje’ cuenta cómo ha superado y cómo ha sido esta recuperación.

Otros famosos internacionales también padecen tinnitus y lo han contado abiertamente. Robert Redford, Barbra Streisand, Phil Collins, Bob Dylan, Halle Berry, Gerard Butler son algunos de ellos. Tampoco nos vamos a olvidar de los músicos, una de las profesiones más sensibles a tener tinnitus por estar sometidos a ruidos fuertes durante toda su trayectoria. Luis Miguel, Noel Gallagher, Eric Clapton o Chris Martin saben qué es tocar y dar un concierto con esta percepción auditiva tan molesta.

Fuente: Audifon.es

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

31 − = 24