Cómo alargar la vida de tus audífonos

Llevar audífonos es una de las mejores inversiones que puedes realizar para mejorar tu calidad de vida. Como quizás hayas notado, no “solo” te permite oír mejor; también te permiten participar más de la vida. Cuídalos y tendrás unos fieles compañeros durante años.

Tus audífonos están diseñados para resistir el desgaste del uso diario durante todas las estaciones del año y actividades que realices. No son dispositivos delicados y no es necesario preocuparse excesivamente por la posibilidad de dañarlos.

Dicho esto, hay algunas cosas que puedes hacer para cuidarlos y garantizar que duren muchos años.

La mejor forma de asegurarte que no los pierdes o los dejas caer accidentalmente es simplemente mantenerlos en su funda cuando no los lleves puestos. Algunos usuarios de audífonos los dejan en sus bolsillos o bolsos, lo que puede dificultar encontrarlos o incluso pueden caerse cuando vayas a sacar otra cosa de tu bolso o bolsillo.

La acumulación de humedad dentro de los audífonos es uno de los motivos más frecuentes por el que los audífonos dejan de funcionar correctamente. Tendemos a sudar más cuando hace calor, lo que puede provocar una acumulación de condensación dentro de tus audífonos. Durante el verano, te recomendamos que compruebes si hay humedad dentro del portapilas y que la seques si es necesario. Puedes usar un secador de audífonos (también llamado caja seca) para esto.

A la mayoría de las personas les encanta pasar al menos un día en la playa. Cuando lleves tus audífonos a la playa, deberás tener algo más de cuidado con ellos porque estarán expuestos al agua salada, la arena y la crema solar. Te recomendamos que evites manipular tus audífonos con las manos llenas de arena, y que te los quite cuando te pongas crema solar. Cuando te pegues un chapuzón, asegúrete de quitártelos y dejarlos guardados en su funda.

Los audífonos están hechos para resistir las situaciones cotidianas, incluido cuando cae un chaparrón y o cuando haces ejercicio hasta sudar. Si observas que se ha acumulado humedad dentro de tus audífonos, te recomendamos que quites las pilas y dejes el portapilas abierto por la noche para ventilarlos. También puedes usar un secador de audífonos. Otro consejo útil es colocar tus audífonos en un bol con arroz sin cocinar, lo que también secará la humedad.

Recomendamos que te quites los audífonos antes de maquillarste o ponerte laca. De nuevo, no hay motivos para preocuparse en exceso; es simplemente para evitar que las sustancias químicas en los productos cosméticos entren en contacto con los audífonos ya que esto podría dañarlos.

Fuente. Oticon.es

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

78 + = 79