La mala nutrición durante la primera infancia puede provocar pérdida auditiva

Las personas que han sufrido desnutrición durante la edad preescolar tienen el doble de posibilidades de padecer pérdida de audición que aquellas que durante la infancia gozaron de una buena nutrición, según se desprende de un estudio estadounidense llevado a cabo en Nepal.

Retraso del crecimiento y malnutrición

La desnutrición puede provocar la aparición de afecciones que perjudican el desarrollo de los órganos auditivos y, en consecuencia, la capacidad de audición. Entre dichas afecciones se encuentran el retraso del crecimiento y la malnutrición aguda.

De entre todas las personas que participaron en el estudio, aquellas que habían experimentado retraso en el crecimiento durante la niñez se encontraban con casi el doble de posibilidades de desarrollar pérdida auditiva. El retraso del crecimiento es una enfermedad crónica de la desnutrición que a menudo comienza ya antes del nacimiento, motivo por el cual es crucial para el desarrollo de las funciones auditivas.

En el caso de los participantes que de pequeños habían sufrido malnutrición, el riesgo de tener pérdida auditiva era el doble, según revela el estudio. La malnutrición se define como periodos más cortos y graves de desnutrición, los cuales aumentan la propensión a la aparición de, entre otras cosas, infecciones en el oído.

El equipo de investigadores afirma que el daño provocado por la desnutrición durante el desarrollo del oído interno podría acarrear un aumento del riesgo de pérdida de audición. Dicha pérdida de audición también puede producirse por infecciones reiteradas en el oído.

“Nuestros hallazgos deberían servir para resaltar que la pérdida de audición es una carga para la salud pública que se encuentra desatendida y que podría prevenirse con intervenciones nutricionales durante la primera infancia”, afirma Keith P. West, investigador principal del estudio y profesor de Salud Internacional de la Escuela Bloomberg en los EE. UU.

Información sobre el estudio

El estudio se llevó a cabo en Nepal entre los años 2006 y 2008. Se analizó la capacidad auditiva de más de 2.200 adultos jóvenes que habían participado en un ensayo sobre nutrición entre los años 1989 y 1991.

El estudio “Early childhood undernutrition increases risk of hearing loss in young adulthood in rural Nepal” (“La desnutrición durante la primera infancia aumenta el riesgo de pérdida de audición en los adultos jóvenes del Nepal rural”) se publicó en la revista especializada en nutrición clínica American Journal of Clinical Nutrition.

Fuente: audioprotesistas.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

58 + = 65