Las pruebas auditivas a bebés muestran su utilidad para el cribado del autismo

Una investigación publicada en el portal Journal of the American Osteophathic Asociation ha arrojado que una prueba de audición no invasiva puede ayudar con la detección temprana y el diagnóstico de trastornos del espectro autista.

Los investigadores señalan una fuerte conexión entre la disfunción auditiva y el autismo, lo que sugiere que los problemas de audición identificados al nacer pueden ser una pista para monitorizar al niño y detectar este trastorno.

Randy Kulesza, profesor del Colegio de Medicina Osteopática Lake Erie, en Estados Unidos, explica que la gran mayoría de personas con autismo tienen algún tipo de problema de audición relacionado con anormalidades en el cerebro.

Sin embargo, Kulesza dice que las pruebas de audición a los recién nacidos simplemente evalúan si el niño puede escuchar sobre una base de aprobado/suspendido. Este investigador señala que la prueba de reflejo estapedial proporciona mucha más información sobre los tipos de disfunción que pueden estar presentes.

Esta prueba, también conocida como prueba de reflejo acústico, mide los cambios de presión en el oído medio en respuesta a los sonidos. Además, evalúa la sensibilidad y los tiempos de respuesta de una persona a una amplia gama de frecuencias.

Fuente: Gaes.es

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Diego Males dice:

    Tal vez tienen la dirección de la Fuente de ese artículo por favor, me parece muy interesante leer ese estudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 4 =