AUTISMO: Detección mediante una prueba auditiva no invasiva.

Según un estudio publicado en la Revista de la Asociación Americana de Osteopatía (AOA), explica que una prueba de audición no invasiva puede ayudar con la detección y el diagnóstico de los trastornos del espectro autista temprana.

Los investigadores notan una fuerte conexión entre la disfunción auditiva y el autismo, lo que sugiere que los problemas de audición identificados al nacer pueden ser una pista para controlar al niño por autismo. Descubrir problemas de audición también mejorarían los resultados para todos los niños porque el hallazgo provocaría intervenciones tempranas.

Según Randy Kulesza profesor de anatomía en el Colegio de Medicina Osteopática Lake Erie, «la gran mayoría de las personas con autismo tienen algún tipo de problema auditivo relacionado con anomalías en el cerebro, o cual significa que estos problemas estarán presentes y serán detectables al nacer».

Agrega que, durante los primeros años de vida, “el cerebro es muy plástico, lo que significa que las intervenciones tempranas correctas pueden entrenar literalmente esos déficits. Es posible que la persona no sea perfectamente neurotípica, pero tales intervenciones pueden mejorar la función”.

A menudo, las personas con autismo sufren de hipersensibilidad, lo que significa que incluso los sonidos relativamente tranquilos pueden sentirse como un ruido abrumador. Kulesza afirma que «si los padres y los médicos comprenden que, desde el principio, pueden trabajar para aclimatar la sensibilidad del niño y hacer que su experiencia del mundo sea mucho menos intensa y aterradora».

Actualmente, los bebés recién nacidos obtienen una prueba de audición. Sin embargo, el profesor dice que la prueba de reflejo Estapedial, también conocida como prueba de reflejo acústico, proporciona mucha más información sobre los tipos de disfunción que pueden estar presentes. Esta prueba mide los cambios de presión en el oído medio en respuesta a los sonidos. Evalúa la sensibilidad y los tiempos de respuesta de una persona a una amplia gama de frecuencias.

Kulesza enfatiza que la prueba del reflejo Estapedial no debe presentarse como una herramienta de diagnóstico para el autismo. Más bien, los padres deben entender que las pruebas positivas para la disfunción auditiva permiten una intervención temprana adaptada que maximizará el potencial de sus hijos.

Fuente: Hearing Review

Audifono.net

Administración Principal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

96 − 88 =